Obtenga ayuda para gozar de buena salud

14 de julio de 2017
Obtenga ayuda para gozar de buena salud

Para muchos pacientes, las afecciones vasculares y las heridas crónicas que afectan las piernas y los pies pueden estar relacionadas. La atención coordinada en Southwest Healthcare System puede brindar el tratamiento integral que se necesita.

¿Tiene una buena circulación?

Su organismo depende de un flujo sanguíneo saludable para poder llevar oxígeno a sus piernas, pies y demás partes del cuerpo. Cuando su sistema circulatorio comienza a tener problemas, pueden aparecer enfermedades dolorosas y, en ocasiones, graves.

Yara Gorski, MD, FACS

Un ejemplo de lo mencionado es la enfermedad de arteria periférica (PAD), que se produce cuando se forma una acumulación de placa en las paredes de las arterias y disminuye la irrigación de sangre a las piernas. Si no se trata, la PAD puede provocar dolor en las piernas y heridas que no sanan, dice Yara Gorski, MD, FACS, cirujana vascular, quien trabaja en Inland Valley Medical Center y Rancho Springs Medical Center. En casos muy graves, la PAD puede llevar a una amputación e incrementar el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón.

 
Mazin A. Khateeb, MD

Otra enfermedad que habitualmente afecta las piernas es la "hipertensión venosa", dice Mazin A. Khateeb, MD, director médico de Cuidado de heridas en Inland Valley Medical Center. Esto se produce cuando las válvulas de las venas sufren una rotura o filtración, de modo que cuando la persona se pone de pie, la sangre se acumula en los pies, lo cual provoca úlceras y heridas. Una prueba de ultrasonido puede medir el flujo de sangre que pasa por las arterias y venas para identificar si hay una afección vascular.

¿Cuáles son algunas de las opciones de tratamiento?

"La mayoría de las afecciones vasculares en las piernas se controlan con intervención médica, inicialmente, para controlar los factores de riesgo", explica la Dra. Gorski. En algunos casos, puede ocurrir que el paciente solo necesite monitorización, pero si la afección no mejora, tal vez sea necesaria una operación. Para tratar la PAD, se pueden usar stents o hacer una angioplastia con balón, procedimientos que dilatan la arteria y restablecen el flujo sanguíneo. La Dra. Gorski destaca que los pacientes también deben controlar los factores de riesgo relacionados con la afección para que la misma esté bajo control (vea el recuadro de abajo).

Un tratamiento mínimamente invasivo para las venas puede ser la "ablación térmica endovenosa". Este procedimiento se vale de energía térmica para hacer colapsar las venas dañadas, lo cual dirige el flujo de sangre hacia las venas sanas.

Para ayudar a sanar las heridas derivadas de afecciones vasculares, el Programa de cuidado de heridas de Inland Valley ofrece diversos tratamientos de avanzada, entre los que se incluye la oxigenoterapia hiperbárica. "Este tratamiento utiliza oxígeno para estimular la sanación y puede ser efectivo para determinados pacientes, tales como aquellos que tienen úlceras en los pies por la diabetes", dice el Dr. Khateeb.

La Dra. Gorski explica que el objetivo en Southwest es tratar al paciente de manera integral y coordinar los cuidados necesarios, a fin de lidiar con las afecciones de modo efectivo y minucioso. "Se le brinda un cuidado continuo e integral", explica.

Además de las heridas crónicas, otros posibles síntomas de la PAD pueden ser incapacidad para desarrollar las actividades cotidianas, dolor de piernas incluso durante momentos de descanso y calambres o dolor al caminar. En ocasiones, puede ocurrir que las personas confundan los síntomas de la PAD con una reacción normal del cuerpo a las actividades o el envejecimiento, por eso es importante hablar con el médico si siente dolor o molestia en las piernas.

Tome medidas para GOZAR DE BUENA SALUD

Los factores de riesgo que pueden contribuir a los problemas vasculares son, entre otros, el tabaquismo, altos niveles de colesterol, la hipertensión, una diabetes no controlada y falta de ejercicio. Los Institutos Nacionales de la Salud indican que el tratamiento de la enfermedad de arteria periférica suele incluir los siguientes hábitos de vida para mejorar la salud cardíaca:

  • Actividad física
  • Abandonar el hábito de fumar
  • Una alimentación saludable para el corazón
Para buscar un médico que pueda ayudarle con una herida crónica o con una posible afección vascular, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 800-879-1020.

Los resultados individuales pueden variar. Existen riesgos asociados a los procedimientos quirúrgicos. Consulte con su médico acerca de estos riesgos para saber si la cirugía mínimamente invasiva es una opción apropiada para usted.