Volver a la acción con una rodilla nueva

22 de agosto de 2018
Volver a la acción con una rodilla nueva

"Siento que tengo 10 años menos"

Nancy Ridenbaugh disfruta de viajar y mantenerse activa, pero en los últimos años, el dolor de rodilla proveniente de la osteoartritis se lo impedía.

Buscó diversas formas de alivio, incluso tratamientos con inyecciones, pero el problema persistió. Decidió con su cirujano ortopédico, Steen Kelley, MD, que el reemplazo de rodilla en el Centro Integral de las Articulaciones en Inland Valley Medical Center era la mejor opción para ella. "Me resultaba difícil ir al supermercado y esperar en la fila para pagar", recuerda del período anterior a su cirugía. "Incluso había ropa que no podía usar porque tenía las rodillas muy hinchadas", comenta. "Nunca fui una persona sedentaria. Fue muy frustrante para mi".

Una vez que tomó la decisión de hacerse la cirugía de reemplazo de articulación, el Dr. Kelley y el personal de Inland Valley se esforzaron para programar el procedimiento lo antes posible. Ridenbaugh dice que se sintió cómoda desde el principio con respecto a dónde sería la cirugía. "Mi esposo solía ser voluntario en Inland Valley, y siempre habló de la atención y el profesionalismo de los médicos y profesionales de enfermería", dice.

En la preparación, se informó sobre qué esperar e hizo los arreglos para su recuperación, incluso consiguió un caminador y planificó las comidas de antemano. Con la educación preoperatoria supo que se pondría de pie el mismo día de la cirugía y que participaría en la terapia en el hospital. El Dr. Kelley explica que hacer que el paciente se mueva de inmediato es parte de las "mejores prácticas" y ha demostrado ser positivo para obtener los mejores resultados posibles.

Durante su estadía en Inland Valley, Ridenbaugh dice que todos fueron muy compasivos y la hicieron sentir como la "paciente número uno". Los médicos le ayudaron a controlar de manera efectiva el dolor para que pudiera maximizar su tiempo de terapia. "Fue una experiencia maravillosa", dice.

Desde la cirugía, continuó con su progreso dado que participó en la rehabilitación de paciente ambulatorio dos veces por semana, lo que le permitió seguir por el buen camino. Hoy, puede caminar sin dolor ni cojear y puede hacer las tareas cotidianas como hacer las compras o ir al gimnasio sin ninguna preocupación.

"Jamás pensé que tendría un reemplazo de rodilla", dice Ridenbaugh, 54, "pero me alegra haberlo hecho. Tuve una muy buena experiencia, no solo gracias al Dr. Kelley, sino también gracias a Inland Valley y el nivel de atención que me ofrecieron. "No podría haber elegido un hospital mejor".

¡Recibimos el reconocimiento!

Inland Valley Medical Center obtuvo la certificación avanzada de The Joint Commission para el reemplazo total de cadera y rodilla. Este reconocimiento permite que las personas sepan que el Centro Integral de las Articulaciones. tiene "todo lo que espera de un centro de excelencia", dice el Dr. Kelley.

Más información sobre el Centro de Reemplazo Total de Articulaciones de Inland Valley Medical Center >

Los resultados individuales pueden variar. Existen riesgos asociados a los procedimientos quirúrgicos. Hable con su médico sobre estos riesgos para saber si la cirugía es adecuada para usted.