Solo da Vinci pudo hacerlo

16 de diciembre de 2016
Imagen de artículo 4 de Health News - Verano 2016

Las volteretas en reversa con la motocicleta son el pan de cada día para Brian Deegan, que ha estado entre las grandes figuras del motocross desde que tenía 17 años. En mayo de 2005, Brian se vio involucrado en una horrenda colisión, por lo que hubo que operarlo de urgencia. Se le extirpó un riñón dañado, se restauró el bazo y se le reposicionaron sus órganos a través de una incisión que llegaba desde el tórax hasta la parte baja de su abdomen. Esto le provocó cicatrices abdominales y una obstrucción intestinal.

A pesar de haber ganado medallas de oro en los X Games y de haber trabajado como especialista de cine, Brian, que en ese momento tenía 40 años, sufría de calambres y mala digestión. Solo podía ingerir pequeñas cantidades de comida, por lo que estaba perdiendo tanto peso como masa muscular. "Consulté con un médico, pero no quería volver a pasar por otra cirugía abierta", dice Brian. Acudió entonces a John T. Moon, MD, PhD, especializado en cirugías mínimamente invasivas con el sistema robótico da Vinci® en Rancho Springs Medical Center. El Dr. Moon estuvo de acuerdo en que se necesitaba otra alternativa.

"En el caso de Brian, la cirugía abierta no era la solución", dicer el Dr. Moon. "Una incisión abierta es tan grande que puede provocar una reacción inflamatoria en el cuerpo. La formación de más cicatrices podía conllevar más obstrucciones intestinales." Sin embargo, dice, "el riesgo de cicatrices posoperación es mínimo en el caso de la cirugía robótica. Las incisiones pequeñas y los movimientos moderados pueden contribuir a una menor inflamación".

La cirugía se fijó para la primavera de 2015 en Rancho Springs. El Dr. Moon afirma que se quedó atónito al ver la condición de Brian, magnificada en la pantalla de alta definición del sistema da Vinci. "Cerca de 22 pies de intestino delgado estaba enredado y con cicatrices", dice. Mediante tres pequeñas incisiones, el equipo da Vinci, en el que figura Massimi Arcerito, MD, solucionó el problema en una cirugía de cuatro horas de duración. La recuperación fue rápida, gracias al buen estado físico de Brian y a la precisión de la tecnología robótica.

"Esta cirugía fue, sin duda, la mejor opción. Estoy feliz de haber encontrado a estos médicos y a su máquina", dice Brian, quien volvió a montar su moto aproximadamente un mes después de haber abandonado el hospital. "Me siento bien: ahora puedo concentrarme en las carreras, en mis hijos y en muchas cosas más".

Los resultados individuales pueden variar. Existen riesgos asociados a los procedimientos quirúrgicos. Consulte con su médico acerca de dichos riesgos, para saber si la cirugía bariátrica es una opción apropiada para usted.