"Esta fue la mejor experiencia de parto que he tenido"

16 de diciembre de 2016
Imagen de artículo 2 de Health News - Verano 2016

Con 41 años de edad, April Marquez era considerada una paciente de alto riesgo debido a que su primera hija nació por cesárea. Ella esperaba tener a su tercer bebé por parto vaginal, como fue el caso con su segundo bebé, y eligió el Centro de Partos de Rancho Springs Medical Center por su experiencia con VBAC (nacimiento vaginal después de cesárea).

April entró en parto el 20 de octubre de 2015, a las 7 p. m. La obstetra/ginecóloga Martina Chiodi, MD, y el personal del Centro de Partos la recibieron a ella y su esposo, Abraham, a su llegada. El parto transcurrió durante la noche y, al llegar la mañana, April estaba lista para "pujar". Sin embargo, la ubicación de la bebé era demasiado alta. La Dra. Chiodi determinó que la cicatriz de la primera cesárea de April se había endurecido, lo cual impedía las contracciones. Decidió que un nacimiento por cesárea era la opción más segura.

"No me sentí decepcionada. Agradezco que mi doctora haya hecho lo mejor para mi bienestar y el de mi bebé", dice April, quien pudo relajarse en una amplia sala de parto privada y, más tarde, en una habitación posparto privada. "El personal hizo todo lo que estuvo a su alcance, y más, para hacerme sentir cómoda. Todos me controlaban con frecuencia, desde los enfermeros y médicos hasta el anestesista".

Feliz y saludable, la bebé Izabella Victoria Marquez ahora disfruta de la atención de sus dos hermanas y del resto de la familia en su casa en Wildomar. April le cuenta a todos sus amigos lo maravilloso que fue su parto en Rancho Springs. "Fue la mejor experiencia de nacimiento que he tenido", dice. "Aunque tienen que atender a muchas pacientes, el personal te hace sentir como si fueras la única".